• Inicio
  • Montañas
  • Diccionario
  • Páginas web
  • Montañas más altas
  • Montañismo
  • Artículos de montañismo

    Récords significativos en el Aconcagua

    Tres italianos rompieron el 7 de febrero de 2000 todas las marcas de ascenso en el Aconcagua al realizar corriendo la travesía entre el campamento base de Plaza de Mulas (4.300 metros) y la cumbre norte (6.962 metros) en 3 horas y 40 minutos. Y también bajaron en tiempo récord: 72 minutos.Según confirmó la Dirección de Recursos Naturales del gobierno provincial, los italianos Bruno Bronod (38), Fabio Meraldi (35) y Jean Pellissier (28) pisaron la cima alrededor de las 11.30, con 20 segundos de diferencia entre el primero y el tercero.Los tres permanecieron cinco minutos en la pequeña meseta de la cúspide, a pleno sol, aunque con viento frío, y dejaron testimonios para certificar la hazaña.Los deportistas tuvieron una aclimatación de diez días en Plaza de Mulas (a 4.300 metros de altura). El entrenamiento consistió en ejercicios y trotes hasta distintas alturas del pico más alto de América.La trepada por la ladera noroeste o de los refugios es la menos difícil y la más utilizada por los andinistas, pero la más trágica. Fue descubierta a fines del siglo pasado por una expedición encabezada por el inglés Edward Fitz Gerald, que colocó en la cima al primer hombre. Y desde esa ruta -que empalma la ladera norte con el filo noroeste- cayeron el 70 por ciento de los 99 muertos del Aconcagua.Este año fallecieron una mexicana, un argentino y un japonés, todos como consecuencia de edemas pulmonares por intolerancia a la altura.En la actual temporada, desde noviembre pasado, se calcula que circularon por esa zona más de 3 mil persomas, de las cuales alrededor de un 10 por ciento logró arribar a la cumbre norte.Jorge Crescitelli, dueño de la empresa que tiene a cargo la documentación fílmica de la travesía, dijo a Clarín que los italianos son expertos en alta montaña y han batido muchos récords en varias partes del mundo. Les aseguro que un veedor certificó la marca y, además, firmaron el libro de cumbre y fueron filmados, dijo.Los tres jóvenes italianos habían dejado el hotel-refugio de Plaza de Mulas a media mañana con un tiempo inmejorable. La temperatura superaba los 8 grados. El sol comenzaba a asomar por la pared oeste, y no había vestigios de viento. Era el día y el momento precisos para emprender la aventura.Cuando iniciaron el ascenso vestían zapatillas, calzas térmicas, camperas de pluma de ganso, guantes, gorros de lana y anteojos oscuros. En pocos minutos subieron por el primer contrafuerte del cerro y se perdieron de vista sobre el denominado portezuelo del cerro Manso. Luego entraron en el Gran Acarreo, una enorme ladera de piedras sueltas en la que serpentea una senda formada por los andinistas y mulas durante más 70 años.Desde allí siguieron por la senda clásica, que no ofrece dificultades técnicas: las rocas de Nido de Cóndores, refugio Berlín (6.200 metros), refugio Independencia (6.500 metros), atravesaron el llamado glaciar de Schiller hasta Peñón Martínez. En los 6.850 metros ya estaban en la canaleta final. Poco después de las 11.30 estaban en la cima norte. Habían cubierto los 2.662 metros desde la base en 3 horas y 40 minutos. Hicieron el trayecto corriendo, pero en la Canaleta treparon caminando por trechos, porque se trata de un sector de piedras grandes en forma de medialuna, bastante empinado.El último récord de ascensión en el Aconcagua lo habían hecho dos miembros del ejército francés en 1992, en 4 horas 36 minutos 30 segundos. Y tardaron más tiempo en bajar: 5 horas 57 minutos.

    Otros temas de montañismo

    Artículos de montañismo

    Montañismo | Información y guías