• Inicio
  • Montañas
  • Diccionario
  • Páginas web
  • Montañas más altas
  • Montañismo
  • Geografía de Europa

    Geomorfología de Europa

    La configuración física de Europa es el resultado de distintas fases orogénicas. A la alpina se debe la formación de las alineaciones montañosas más imponentes, que comprenden las cordilleras Béticas, los Pirineos, los Alpes y su continuación, el arco carpático y el sistema dinárico que, a través de la península Balcánica y los archipiélagos del mar Egeo, enlaza con los relieves de Anatolia. La orogénesis alpina coincide con la evolución del mar de Tetis, que separaba los macizos antiguos de Europa y África. Las alineaciones montañosas orientadas de este a oeste dividen estructuralmente Europa en dos partes. Al norte, la Europa de los macizos antiguos, estable, erosionada, carente de grandes obstáculos y centrada en amplias llanuras que desde el norte de Francia atraviesan el sur de Escandinavia, Alemania y Polonia, y se extienden hasta los Urales.

    Al sur, la Europa mediterránea, montañosa, inestable, con las fragmentaciones peninsulares de las regiones ibérica, italiana y balcánica. La península Ibérica es un antiguo bloque sobreelevado y fracturado, afectado sólo marginalmente por la orogénesis cenozoica; la península italiana, de la que Sicilia constituye una prolongación (mientras que Cerdeña y Córcega son en parte antiguas tierras del mar de Tetis), está atravesada por una cadena montañosa joven, los Apeninos; la península Balcánica es también montañosa (Alpes Dináricos, Balcanes) y a su vez se fragmenta hacia el extremo en un articulado conjunto de islas y penínsulas. En Europa se encuentran gran cantidad de mares, y además es la zona que, en relación con su superficie, presenta un mayor desarrollo costero.

    Los mares Egeo, Jónico, Adriático, Tirreno, de Liguria, etc., rompen el espacio mediterráneo, que comunica con el océano Atlántico a través del estrecho de Gibraltar, angosto paso entre el sistema Bético y los relieves atlánticos del norte de África.

    Hidrología de Europa

    En la hidrografía de Europa, los Alpes desempeñan una función determinante. En ellos nacen algunos de los principales ríos europeos, como el Rin, vínculo natural entre el mundo alpino y el mar del Norte, y que en su desembocadura forma un amplio delta que corresponde en líneas generales a Países Bajos, y el Ródano, que es, sin embargo, un río mediterráneo. El Danubio, aunque no nace directamente en los Alpes, es alimentado por ellos, atraviesa la llanura panónica y desemboca al norte de los Balcanes, en el mar Negro.

    Clima de Europa

    Desde el punto de vista climático se distinguen tres grandes dominios en Europa: el de clima templado oceánico o atlántico, el continental y el mediterráneo. Las masas de aire propias de estos tres dominios son las responsables del mecanismo climático de Europa. A las masas de aire de origen atlántico se deben las grandes aportaciones de humedad y gran parte de las precipitaciones que afectan a Europa, sobre todo a las regiones abiertas al Atlántico, al norte y al noroeste de los Alpes.

    Hacia el este, la influencia de las masas de aire atlánticas está interrumpida a lo largo del año por las masas de aire frías y secas de origen continental sobre las llanuras de Europa oriental, que transmiten sus efectos también a Europa central y marginalmente al sur de los Alpes. Se dan por tanto inviernos fríos, que contrastan con los inviernos húmedos de la Europa atlántica. En primavera disminuye la fuerza del anticiclón continental y tiene lugar la penetración de aire atlántico, que da lugar a la característica estación lluviosa de Europa oriental.

    En el área mediterránea de Europa el verano es una estación seca y cálida debido al anticiclón tropical de las Azores, que se interrumpe con la llegada de las masas de aire de origen atlántico, responsables de la humedad de la estación invernal.

    El clima mediterráneo afecta a las tres grandes penínsulas de Europa meridional, en cuyas áreas interiores se dan climas de transición, atlántico en el norte y oeste de la península Ibérica y continental en el resto de la región Ibérica, los Balcanes y el norte de Italia. Por lo demás, la latitud tiene en Europa una importancia considerable; de esta forma el extremo norte del continente forma parte de la gran franja subártica, mientras que el sur se encuentra ya en latitudes subtropicales.

    Vegetación de Europa

    En relación a la variedad de las condiciones climáticas de Europa, la vegetación presenta caracteres y asentamientos diferentes. El dominio de la tundra, que se extiende por la parte más septentrional de la península escandinava, deja sitio, hacia el sur, al área circumboreal de la taiga, es decir, a la formación vegetal de coníferas (pinos, abetos, alerces) y abedules, extendida sobre el norte de Rusia y Escandinavia. Donde se produce el influjo templado del Atlántico aparecen el bosque de coníferas y el bosque centroeuropeo, compuesto por diversas plantas (hayas, carpes, olmos, arces, castaños, robles y otros) y difundido en buena parte de Europa, aunque actualmente está muy reducido debido a la extensión de las áreas agrícolas en las zonas más explotadas y pobladas de Europa. También se encuentran bosques de coníferas en la región balcánica, en la cual predominan los robles y otras especies templadas de origen póntico.

    En el ambiente de las llanuras rusas, al bosque de coníferas le sucede hacia el S la estepa euroasiática, que crece en las tierras negras, activadas orgánicamente por el deshielo y las lluvias primaverales. En el área mediterránea de Europa se hallan plantas arbóreas como la carrasca, el olivo, el ciprés y otros, o bien plantas herbáceas de ambiente árido tropical. Por último, en las zonas montañosas se encuentran diferentes pisos de vegetación, en función de la altitud en la que se hallen.

    Geografía de los continentes

    Accede a la información geográfica disponible en la Enciclopedia de montaña Montipedia sobre otros continentes:

    Países y territorios de Europa

    Geografía de países y continentes

    Montañismo | Información y guías