• Inicio
  • Montañas
  • Diccionario
  • Páginas web
  • Montañas más altas
  • Montañismo
  • Noticias de montaña

    Ruta de la amistad (Friendship Highway) del Himalaya

    Fuente: La Opinión de Tenerife, Karma Quest, Desnivel, Guy Vancraybex, Víctor Teni y Patagonia Biking

    09/01/2008

    Conocida también como el Tour Transhimalaya, la Ruta de la amistad del Himalaya se ha convertido en una travesía en bicicleta de montaña que cada vez emprenden un mayor número de viajeros de todo el mundo para atravesar la cordillera más extensa del planeta desde Lhasa (Tibet) hasta Kathmandu (Nepal). Los triatletas y expedicionarios Thierry Lilian, Jesús Campo, Kenty Siverio, Jeanmi Delporte y Víctor Teni asumieron en diciembre de 2007 el reto de emprender un viaje diferente para adentrase en una cultura y en un medio natural repleto de misterios y enseñanzas. Durante 16 días recorrieron en bicicleta de montaña paisajes insólitos y disfrutaron de la hospilatidad y la nobleza de los habitantes de la región.

    La Ruta de la amistad (Friendship Highway en inglés) une la capital del Tibet (Lhasa) con la de Nepal (Kathmandu) a lo largo de cerca de 1.500 km. Desde la meseta tibetana, a más de 4.000 m de altitud sobre el nivel del mar, se atraviesan collados que llegan a superar los 5.500 m de altura. La ruta permite, además, visitar el balcón de los ochomiles (montañas de más de 8.000 m de altura, que representan las de mayor altitud del mundo) con vistas al Everest, que con 8.848 m es la montaña más alta del planeta, el Lothse (8.516 m), el Makalu (8.463 m)y el Cho Oyu (8.201 m), así como atravesar el parque nacional del Shisha Pangma, que alberga la montaña homónima, de 8.046 m.

    No importa el sentido de la marcha, pues se puede hacer partiendo desde Lhasa o desde Kathmandu. Lo más importante es evitar los meses más fríos del invierno y lluvias monzónicas para así poder disfrutar con mayor libertad del recorrido.

    El Tibet es una tierra de una inconmensurable belleza natural y de una cultura fascinante que gira en torno al budismo. La ocupación china no ha logrado que Lasha pierda el encanto de sus tradiciones ni su naturaleza espiritual. Mientras que el gobierno chino continuaba intentando adueñarse del la región del Tibet con la aprobación en setiembre de 2007 de una ley para controlar la sucesión del Dalai Lama tibetano, Lhasa se aferrraba una vez más a su independencia cultural. Como un puente de amistad entre regiones, la Transhimalaya ha unido a lo largo de los siglos dos pueblos hermanos, pero claramente diferenciados: el nepalí y el tibetano. Los palacios del Potala y Norbu Lingka, donde residían los Dalai Lama, el Monasterio de Sera, el Barkor y el Templo de Jokhang, son lugares sagrados a partir de los cuales es posible acercarse y empezar a entender al pueblo tibetano. El Potala, el palacio de invierno de los Dalai Lama, se alza sobre la ciudad. Su grandeza refleja el poder que tuvieron los Lamas en el pasado. Un enorme Buda de tres mil setecientos kilos de oro preside una de sus salas.

    El auténtico centro del budismo en Lasha lo constituyen el templo de Jokhang y el Barkhor, la plaza que rodea al templo. En el Barkhor siempre hay una marea de peregrinos dando vueltas en sentido horario alrededor del Jokhang, el templo más antiguo y venerado del Tibet.

    La Ruta de la amistad recorre, además, los rincones más emblemáticos del Tibet: Gyantse, Shigatse o Rongbuk, por ejemplo, donde se encuentra el monasterio budista mas alto del planeta, a 5.000 m, escondido entre áridos valles y muy cerca del Campo Base del Everest, situado a 5.300 m. El punto más alto de la ruta se alcanza tras la ascensión al Kala Pattar (5.550m). Después de atravesar el Puerto de Lalung La, también por encima de los 5.000 m de altura sobre el nivel del mar, se inicia el descenso hacia Nepal donde finaliza el viaje al llegar a su capital Kathmandu.

    Aventura, magia, deporte y cultura están siempre presentes y se entremezclan a lo largo del trayecto, sumiendo al viajero en una atmósfera que de otro mono sería inapreciable por la mentalidad occidental.

    Merece la pena, asimismo, acercarse con la imaginación a la Ruta de la amistad a través de las páginas y del relato de las experiencias de Guy Vancraybex (Bélgica, 1973) en su libro El techo del mundo en bicicleta.

    Otros temas de montañismo

    Noticias de montaña

    Montañismo | Información y guías